Este fin de semana tuve un poco más de tiempo libre del habitual y aproveché para poner orden en la cocina, preparar las compras para tener la despensa lista para hacer la comida más rápido entre semana y de paso inventar una nueva receta.

¡Me encantan las hamburguesas! y por eso se me ocurrió hacer una receta saludable de hamburguesas de pollo y pavo, algo que pudiera acompañar con una ensalada sencilla y fuese nutritivo y equilibrado y ya de paso que tuviera distintos grupos alimenticios y no solo proteínas.

Así que me puse manos a la obra y del experimento resultó una receta riquísima de hamburguesas de pollo y pavo con frutos secos y semillas que está para chuparse los dedos. Aquí la tenéis:

Hamburguesas de pollo y pavo con frutos secos y semillas
Valora esta receta
Average: 5/5
1 valoraciones

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 40 minutos

Hamburguesas de pollo y pavo con frutos secos y semillas

Hamburguesas sanas de pollo y pavo con frutos secos y garbanzos, una receta rápida y fácil de hacer, perfecta para disfrutar de un plato saludable, con un sabor delicioso ¡y que va a encantar a toda la familia!

Ingredientes

  • 1 k de carne picada de pollo y pavo.
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 tomates pequeños
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 24 nueces
  • 24 avellanas tostadas y peladas
  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 1 puñado de pipas de calabaza y girasol
  • 1 cucharada de pasta de tomate concentrado
  • 1 chorrito de salsa worcester
  • 1 manojo pequeño de albahaca y perejil
  • sal y pimienta al gusto

Preparación

  • Picar la cebolla, la zanahoria, el ajo, la albahaca y el perejil muy pequeños. Si tienes procesador de alimentos es mucho mejor porque te ahorrarás mucho tiempo, pero también puedes cortar los ingredientes a mano, aunque da mucho trabajo. Los ingredientes deben quedar picaditos, no licuados.

  • Por otro lado, en un mortero o también con la ayuda del picador, tritura las nueces y las avellanas hasta que quede una textura como de arena. No pasa nada si quedan algunos trocitos más grandes, pero debe quedar homogéneo y arenoso.

  • Añadir a las nueces y avellanas los garbanzos escurridos y triturar todo junto hasta obtener una pasta homogenea.

  • Por otro lado pela los tomates y tritúralos hasta que queden como una salsa. Puedes rayarlos, cortarlos muy muy finos o pasarlos por la picadora. Para pelarlos con más facilidad, haz una pequeña muesca en forma de cruz en la base del tomate y sumérgelos en agua hirviendo por menos de un minuto. Sácalos y ponlos en agua fría y luego pélalos, te será mucho más sencillo. Si te pasas de tiempo se ablandarán mucho y aprovecharás menos el tomate.

  • Mezcla la carne picada con todos los ingredientes en un bol, hasta obtener una mezcla homogenea y todos los ingredientes estén bien repartidos.

  • Añade los frutos secos, la salsa worcester, el puré de tomate, sal y pimienta al gusto y remueve nuevamente la mezcla.

  • La carne estará lista para darle forma a las hamburguesas. Para que te sea más sencillo hacerlo, mójate las manos un poco y así podrás trabajar las hamburguesas sin que se te peguen de las manos.

  • Para freír las hamburguesas pon la sartén a fuego alto y echa una pizca de aceite para que no se peguen. Yo utilizo el aceite en spray del Mercadona, que echa una capa finísima de aceite en la base de la sartén y es perfecta para cocinar con una cantidad mínima de aceite.

  • Pon las hamburguesas en el fuego y tapa la sartén para aprovechar el calor que se genera para cocinar mejor las hamburguesas por el centro. Tras unos minutos, cuando estén doradas por un lado, da la vuelta a las hamburguesas y vuelve a tapar la sartén.

  • Una vez están doradas por ambos lados, las hamburguesas están listas para servir.

  • Para completar este plato saludable, solo necesitas una ensalada fresca con lo que más te guste, o simplemente con un poco de tomate troceado, con un chorrito de aceite de olive virgen extra y un toque de sal. Es una combinación deliciosa y sana, perfecta para una cena ligera.

http://missagujetas.com/hamburguesas-de-pollo-y-pavo-con-frutos-secos-y-semillas/

Como podéis ver, aunque la receta tiene bastantes ingredientes es muy fácil de hacer, sobre todo si tienes una picadora que haga el trabajo pesado por ti. Al añadir el tomate triturado, las hamburguesas quedan mucho más jugosas y tiernas. Tienen una textura muy agradable y se pueden comer solas o entre panes, cada cuál según sus gustos.

Si quieres un menú equilibrado, acompaña tus hamburguesas de una crema de verduras y una ensalada de brotes frescos, con eso tendrás un menú muy equilibrado y para chuparse los dedos.

Congela lo que te sobre

Para ahorrar tiempo siempre puedes preparar más cantidad de carne de la que vas a consumir en el día y congelar las hamburguesas que te queden, serán un recurso estupendo para un día de esos en los que no apetece ponerse a cocinar, pero se quiere comer rico igual. Además, te ahorrarás tener que fregar cacharros cada vez que prepares hamburguesas.

También puedes dejar las hamburguesas preparadas y congeladas para una barbacoa o algún evento familiar en el que no quieras distraerte demasiado con la cocina para pasar más tiempo con tus invitados, o para que los más pequeños de la casa disfruten de un bocado saludable y que les encantará. Yo congelo las hamburguesas de forma individual para que luego me sea más fácil sacar solo las que necesitaré y para que sea más fácil también que no se peguen entre ellas.

Hamburguesas de pollo y pavo con frutos secos y semillas preparadas para congelar

Puedes hacer las hamburguesas del tamaño que prefieras, desde mini burgers para hacer una tapa diferente, ahsta hamburguesas extra grandes para los más hambrientos de la casa. Y también puedes utilizar esta pasta para hacer albóndigas, ¡quedarán exquisitas!

¿Te animas a probarlas? ¡Buen provecho!

Author

Write A Comment

Translate »